Imprimir E-mail

PREPARACION DEL TEQUILA:

Debido a que el tequila obtenido tiene una concentración de 55% Alc. Vol., para su envasado se ajusta el grado de alcohol a 40% con agua de dilución de primera calidad purificada con un complejo proceso. El tequila ya con la graduación deseada es nuevamente filtrado por gravedad y oxigenado para impartirle mayor suavidad.

Cuando se requiere enviar a maduración el tequila blanco, para dar lugar a un tequila reposado o añejo, el tequila es ajustado a 42% Alc. Vol. y filtrado antes de llenar las barricas de roble blanco tostado con capacidad de 200 litros. El común denominador de la industria tequilera es llenar sus barricas 2 ó 3 grados más alto que nosotros y nuestra finalidad al madurar a 42% de alcohol es evitar un desgaste innecesario de las barricas y extracciones amargas de los componentes de la madera obteniendo al término de maduración un producto muy similar al grado de envasado sin tener que adicionar una cantidad significativa de agua que diluya las propiedades organolépticas ganadas durante este lapso de tiempo.